Nos ha definido la innovación. Y siempre estará presente.

Nuestros orígenes se remontan a la genialidad de un hombre, y las generaciones de innovadores que lo siguieron nos han mantenido en la vanguardia de la industria que él creó.

El ascensor ha estado presente desde los albores de la civilización, pero no se convirtió en un medio de transporte seguro y fiable hasta 1852, el año en que Elisha Otis inventó el freno de seguridad. Su invención daría lugar a la ciudad moderna y cambiaría para siempre nuestro modo de vida.

Nuestra historia incluye una serie de hitos que han mejorado progresivamente las prestaciones del ascensor, han enriquecido la experiencia del pasajero y han permitido a los arquitectos innovar en el diseño de edificios.

La máquina de tracción sin engranajes permitió superar los límites de altura anteriores. Los ascensores de cabina doble aumentaron el espacio útil de un edificio. Los ascensores automáticos eliminaron la necesidad de un ascensorista. Los cuadros eléctricos reducen el tiempo de viaje. Nuestras cintas de acero flexible duran el doble que los cables tradicionales. Y nuestra tecnología de control remoto del ascensor fue pionera en el uso de big data y análisis predictivo para mejorar las prestaciones.

Otis Elevators through the decades

Entramos en la era digital

En un mundo definido por el Internet de las cosas estamos inventando una nueva generación de ascensores: ascensores con inteligencia incorporada para proporcionar una experiencia superior al pasajero y un valor superior a nuestros clientes.

Explorar la experiencia del pasajero

Nuestra corporación nos ayuda a diferenciarnos

Formar parte de UTC nos asegura que nuestros productos se encuentren entre los más seguros, más fiables y más innovadores de la industria siguiendo la tradición del propio Elisha Otis.

Ver productos