2020 Articles › 02.06.2020

02.06.2020 Madrid, Spain

IoT y Big Data para un mantenimiento predictivo de los ascensores

big-data-otis


Download Image

Cuando hablamos de “smart cities”, términos como “Big Data”, “Internet de las Cosas” o “IoT” están presentes en casi todos los textos o ponencias sobre el las mismas, sobre cómo van a cambiar los servicios o prestaciones que recibimos en nuestro día a día. Sin embargo, en algunos casos, estos términos no forman parte del futuro, sino que ya son una realidad y son parte del presente.
 
Este es el caso del sector de la elevación en el que las empresas más importantes ya están aplicando este tipo de tecnologías. El IoT y los algoritmos de análisis de Big Data, en conjunción con las nuevas formas de comunicación, están transformando el servicio de mantenimiento de ascensores, y el mayor beneficiario va a ser el usuario.
 
Una de las condiciones necesarias para que la aplicación de estas tecnologías sea efectiva es contar con una amplia red de ascensores conectados aportando datos al sistema. En este sentido, empresas como Otis, la empresa con el mayor número de unidades en mantenimiento de España y del mundo, llevan ya años dotando a sus ascensores de sensores, conectándolos y monitorizándolos 24 horas al día, 7 días a la semana. Estas unidades han estado aportando y aportan información sobre los principales parámetros de funcionamiento del ascensor, lo que ha permitido a Otis un conocimiento profundo sobre el comportamiento de los componentes que más inciden en la fiabilidad del mismo. Esto permite a la empresa, no solo establecer programas de mantenimiento más eficientes, sino mejorar sus productos ya desde su fase de diseño, pasando por los procesos de fabricación y montaje.
 
En cualquier caso todavía hay mucho camino por recorrer en el sector de los ascensores en la aplicación del Internet de las cosas y el Big Data. Por eso ahora, Otis da un paso más en su proyecto de digitalización para lograr un conocimiento aún más detallado del funcionamiento de los diferentes componentes del ascensor y cómo éstos inciden en el comportamiento de las unidades, para así poder ofrecer un servicio de mantenimiento más rápido, eficiente y también más personalizado.
 
Los nuevos ascensores de la empresa están equipados con un gran número de sensores que configuran un verdadero ecosistema digital y envían información sobre el funcionamiento del ascensor y sus componentes a la nube. Esta gran cantidad de información se analiza y procesa utilizando técnicas de Big Data –hay que recordar que Otis es la empresa con mayor número de unidades en mantenimiento del mundo y, por tanto, la que cuenta con un mayor número de ascensores conectados-, y a través de la aplicación de los algoritmos adecuados se hace posible la predicción de incidencias, y de este modo poder solucionarlas antes de que se produzcan.
 
Pero todo esto sería de poca utilidad si no se equipa a los técnicos de mantenimiento con las herramientas necesarias para llevar a cabo un servicio no solo preventivo, algo que se hace desde hace años, sino también predictivo. Por eso, todos los técnicos de Otis han sido equipados con smart phones de última generación y diversas apps que les permiten hacer su trabajo de un modo más eficiente en cuanto a la planificación de la ruta, el diagnóstico para mantener el equipo en su nivel de máximo rendimiento o la petición de piezas de un modo más ágil.
 
Todo esto nos lleva inevitablemente al verdadero protagonista, al que está en el foco y para el que se aplica esta tecnología: el usuario y el cliente. Y es que el IoT, los algoritmos de análisis de Big Data, los smart phones y las apps no tendrían ningún sentido si no redundan en un mejor servicio, cada vez más transparente y personalizado. Es evidente que solucionar con rapidez y agilidad una avería en el ascensor es bueno para los usuarios del mismo, pero mejor aún es que el ascensor no se averíe porque la empresa de mantenimiento sea capaz de predecir la avería y evite que se produzca. Esto incrementa claramente el tiempo de disponibilidad del ascensor y debería permitir que este tiempo sea del cien por cien.
 
Esto es cada vez más necesario, no solo porque el nivel de exigencia de los clientes es cada vez más alto, sino porque para muchas personas el ascensor se ha convertido en un elemento clave para su autonomía y movilidad. El envejecimiento de la población hace que cada vez haya un mayor porcentaje de personas con movilidad reducida, además, la accesibilidad para personas con discapacidad es algo irrenunciable y obligatorio, por tanto, el ascensor debería estar siempre disponible.
 
Pero el conocimiento que aporta el IoT y el análisis de Big Data no solo permite dar un mejor servicio en general, sino que permite un servicio personalizado según el perfil de uso del equipo en función de las necesidades del cliente. Las incidencias que pueda tener un ascensor de un centro comercial, por ejemplo, son muy diferentes a las de un ascensor de un edificio residencial o a las de un ascensor en una instalación de transporte público. Por eso, la información y las alertas que reciben los técnicos de Otis en sus smart phones están referidas a unidades concretas de su ruta de mantenimiento y así pueden saber exactamente qué es necesario hacer particularmente en cada una de ellas. En definitiva se trata de ofrecer a cada cliente lo que realmente necesita, lo que al final, se traduce en la maximización del tiempo de disponibilidad del equipo y en un correcto funcionamiento en todo momento.
 
Otro punto importante que ahora es posible gracias a la obtención de información y a las nuevas formas de información es la total transparencia. Estas nuevas tecnologías permiten la obtención de información en tiempo real sobre los ascensores que, como hemos visto, se utiliza para mejorar su rendimiento y fiabilidad, pero también es posible ponerla a disposición del cliente, de manera que éste sepa en todo momento el estado de sus unidades, las incidencias que se producen o aquellas que se han evitado. También permite la elaboración de informes y estadísticas que se pueden aportar al cliente con la periodicidad y el formato que necesite, incluyendo la información que en cada caso sea relevante para cada uno de los clientes. Todo esto además de poder informar a través del smart phone de cada visita de mantenimiento y las operaciones realizadas en la misma.
 
El mantenimiento predictivo no solo posibilita el incremento del tiempo de disponibilidad del equipo a corto plazo, también hace posible una planificación más eficiente a medio o largo plazo, ya que permite saber cuándo va a ser más conveniente acometer una modernización del ascensor o la sustitución del mismo. Esto es gracias a la gran cantidad de datos que empresas como Otis han acumulado y analizado desde hace años, que permiten predecir la vida útil de los componentes del ascensor y, por tanto la sustitución de los mismos, para evitar interrupciones innecesarias en el servicio.
 
Estos sistemas y procesos de digitalización se suman a tecnologías como la del eView, un dispositivo dotado de una pantalla de alta resolución instalada en la cabina de los ascensores, que en caso de emergencia actúa como vídeo teléfono y permite ver a las personas que están atendiendo la llamada desde el centro 24 horas de Otis. Su capacidad audiovisual lo convierte en un dispositivo apto para cualquier persona con discapacidades auditivas o visuales.
 
No cabe duda de que las tecnologías más avanzadas aplicadas a los ascensores han revolucionado este sector y están llevando la calidad de servicio a niveles has ahora impensables.
July 22, 2020 Madrid, Spain

Otis aporta soluciones innovadoras que ayudan a combatir la COVID 19

Leer el artículo
July 15, 2020 Madrid, Spain

Convocada la segunda edición de los Reconocimientos “Zardoya Otis por un mundo sin barreras”

Leer el artículo